Home Valorarte – Cooperativa de Trabajo

Valorarte – Cooperativa de Trabajo

Valorarte-Cooperativa de Trabajo

cooperativa

 

antecedentes
La entrada en vigor de la ley 18.384 “Estatuto del Artista y Oficios Conexos”  el pasado 17 de octubre de 2008, es el logro de una plataforma por años anhelada por nuestro sindicato; el reconocimiento del sistema polí­tico y de la sociedad en su conjunto, de la condición de trabajador del artista nacional.
La inclusión de nuestro trabajo al sistema formal de seguridad social, trae consigo derechos y obligaciones.
Algunos de los principales derechos serán: la posibilidad de jubilarse, tener amparo médico, acceso a lentes y prótesis, subsidio por enfermedad, incapacidad y desempleo entre otros.
Las obligaciones serán las mismas que la de cualquier trabajador. Aportar a la seguridad social.
Buscando proveerle a nuestro asociados la mejor herramienta disponible para ejercer su trabajo, se ha optado por la modalidad de trabajo cooperativo.

constitucion

El 18 de abril de 2009 en la sede de la SUA se firmó el Acta Fundacional de la Cooperativa de Trabajo Artí­stico denominándola “Valorarte” . La misma se regirá por la ley 18.407 (Sistema Cooperativo), sus decretos reglamentarios, su estatuto y demás disposiciones jurí­dicas pertinentes.

consejo

El Consejo Directivo es el órgano responsable de la gestión en lo económico y en lo social y el encargado de ejercer la administración de la entidad. Estará integrado por 5 miembros y se renovará cada dos años, pudiendo sus integrantes ser reelectos hasta por dos veces consecutivas. La representación legal recae sobre el Presidente y el Secretario actuando de forma conjunta.

delos

El art. 7 º del Estatuto de la Cooperativa establece los requisitos de admisión, dentro de los cuáles se destacan:
a) Ser socio de SUA.
b) Estar inscripto en el Registro Nacional de Artistas y Actividades Conexas del MTSS.

beneficios

Además de los beneficios propios de la seguridad social de los trabajadores, ser socio de la Cooperativa de SUA, le permite al trabajador ser administrado por la cooperativa.
Esto implica que será la Administración de la cooperativa, quien emita la factura a los contratantes, realice su seguimiento, cobre, liquide todos los haberes emanados de la contratación, vierta al BPS y a la DGI los tributos que corresponda, y realice la liquidación y pago al socio liberando así­ al asociado de dar cumplimiento a las exigencias de í­ndole formal.
A partir del 1 de setiembre de este año los socios cooperativistas, aún en el caso en que no hayan realizado trabajo alguno, podrán solicitar cobertura médica, para si y para su familia y/o cónyuge abonando tan sólo el valor de la cuota mutual, la que hoy dí­a es de $ 892. Este beneficio es otra de las plataformas históricamente anheladas por nuestro sindicato y que hoy puede proporcionarse a nuestros socios.
Por último para gozar de los beneficios que prevé la mencionada ley del artista, se deberá estar inscripto en el Registro Nacional de Artistas y Oficios Conexos, extremo que el sindicato tramita para los socios cooperativistas.

Actualmente es incompatible la percepción de una jubilación por industria y comercio y la administración de trabajo artí­stico por la cooperativa. Para administrarse por la cooperativa se deberá interrumpir el cobro de la jubilación por el perí­odo de actividad. El Sindicato ha impulsado un proyecto de ley para solucionar este inconveniente. Este proyecto se encuentra hoy en la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados.

 

_____________________________________________________________________________

 Memoria Anual 2016 COOPERATIVA VALORARTE    aquí
__________________________________________________________________________________

 COMUNICADO DE PRENSA ASOPROD

El consumo y la producción de contenidos audiovisuales crece en todo el
mundo, siendo un área estratégica en la economía y la cultura de muchos
países.

La producción uruguaya de contenidos audiovisuales en y para diversos
formatos viene en claro rezago en este sentido. La falta de políticas de
estado estructurales, reglas consensuadas y herramientas de promoción
actualizadas a los tiempos que corren son algunas de las razones que
limitan el desarrollo de quienes producen y generan en esta área de
trabajo y la cultura en Uruguay.

En nuestro país, las pantallas de exhibición de obras audiovisuales:
cable, televisión, salas de cine y plataformas on demand facturan USD
400 millones al año, y la inmensa mayoría de sus contenidos extranjeros
es extranjero.

Hoy, los fondos públicos para la producción nacional de contenidos (Cine
y TV, otros) representan menos del 1 % de estos USD 400 millones
generados por estas empresas.

A esto se suma que actualmente la producción nacional tiene como
principal herramienta de promoción un fondo (Fondo de Fomento ICAU) que
día a día pierde su valor porque NO se ajusta por IPC.

La producción de contenidos nacionales necesita de recursos genuinos y
estables para autofinanciarse, sostenerse y crecer, alimentando a partir
del consumo interno, el trabajo y la cultura uruguaya.

Sin ajuste por IPC, sin volcar NADA de lo que Netflix y otras
plataformas facturan en el país, sin cobrar los impuestos que la LSCA
establece el desarrollo del sector audiovisual se vuelve imposible.

En algún momento, los canales de televisión nacionales comenzarán a
pagar un canon que será volcado en parte al sector; además, deberán
programar en sus pantallas un porcentaje de contenidos realizados en
Uruguay-  Esto, gracias a la Ley de Servicios de Comunicación
Audiovisual que espera hace varios años su implementación.

Si esto se establece por ley para los canales nacionales, ¿por qué las
plataformas on demand extranjeras no tendrían que cumplir con las mismas
exigencias?

Mientras en países como Argentina, Brasil, Colombia y tantos otros de
Europa se usan esos recursos para fomentar sus industrias nacionales,
además de exigir que estas plataformas integren contenidos locales en su
catálogo, en Uruguay todavía no hemos llegado a visualizar la
importancia de este punto.

El gobierno cobrará impuestos a NETFLIX y similares a partir de 2018
pero  NADA de esto será volcado a fomentar la producción nacional.

La producción de contenidos audiovisuales uruguayos no solo involucra un
importante volumen de trabajo calificado sino que también contribuye a
la imagen país, a la generación de recursos económicos por exportación
con alto valor agregado.

Sobre todo, el lenguaje audiovisual es la herramienta más poderosa que
tienen las sociedades de hoy para identificarse, verse y entenderse,
para enseñar y aprender, para perseverarse, recrearse y proyectarse al
futuro.

Por ello, ASOPROD exige que de una vez por todas las políticas públicas
apunten a generar RECURSOS GENIUNOS desde la  propia industria
audiovisual. Fomentar la producción local a través de mecanismos
concursables es la única manera de lograr el desarrollo sostenido de la
producción de contenidos audiovisuales uruguayos y su inserción en el
mundo.

#DEFENDAMOSLONUESTRO

______________________________________________________________________________

Estatutos de Valorarte aquí

__________________________________________________________________________________